El Hada de los Sueños
 
Hadas de Agua
 
Hadas de Fuego
   
     
 
   
           
           
           
           
           
               
     
Hadas de Tierra
 
Hadas de Aire
   
     
 
   
           
           
           
           
           
         
     
   
                 
     
HADAS
   
   
Seguir a ehdls en Twitter
 

La palabra "hada" procede del latín "fata", derivado a su vez del vocablo "fatum", que  significa el hado o el destino. En la edad media lo definían como divinidad o fuerza desconocida que según los gentiles, obraba irresistiblemente sobre las demás divinidades y sobre los hombres y los sucesos. El término "fée" del francés, tiene similar procedencia, y de él derivaron las palabras inglesas "fey" y "fairie", que con el correr de los tiempos sufrieron variaciones en su ortografía pasando por: "fayerye", "fayre", "faerie", "faery" y "fairy".

Introducción al mundo de las hadas

¿Porque hablar de algo tan lejano al mundo real? La respuesta será, tal vez, que ese mundo nos da la esperanza, de que se pueda volver a ver, hablar y creer en la hadas como cuando eramos niños. Bienaventurados los que aun conservan en algun lugar del corazon, la capacidd de asombrarse, porque ellos heredaran el Reino de lo Intangible...

Aunque se ha perdido la fecha exacta de su origen, cada comunidad de hadas festeja la fecha en que considera que ha sido creada, aunque se remonte a los tiempos mas antiguos de la tierra. Existen tantas teorias sobre el origen de las hadas como personas que se animan a formularlas, pero todas coiciden en que decienden directamente de los espiritus primitivos del planeta.

Ubicación del mundo de las Hadas

La ubicación de estos seres elementales, ha sido variable con el correr de los tiempos y las culturas. Para los Irlandeses, alguna vez se ha encontrado en el horizonte y otras bajo sus propios pies, alguna vez en tierras montañosas y otras en una isla mágica en el medio del mar, o debajo del océano.

Para otras culturas se los puede encontrar, en el ambiente natural, en una planta, un árbol, la tierra, un lago, en la brisa, el sol, en el perfume de las flores y todo lo natural que nos rodea. En una palabra, el aire, el agua, la tierra y el fuego son los cuatro elementos que contienen a los Espíritus Elementales.

Los manjares de Las Hadas

Hay tentaciones que han atraído hasta la más desconfiada de las hadas. Les encanta el jengibre y la cebada, si pones un pequeño cesto con esto alimentos en el jardín, seguro que vendrán. Con bastante frecuencia habrá que reemplazarlo si queremos que permanezcan en nuestro jardín largo tiempo. Les gustan ver en el jardín, tomillo y trébol, este último solo de 3 hojas. Suelen beber leche de vaca directamente de la ubre.

Tipos de hadas

Descienden al mundo físico después de mucho tiempo en el mundo astral y mental, pues las frecuencias que se mueven en este mundo les produce mucho sufrimiento. Cuando lo hacen, están entre nosotros alrededor de 100 años. Trabajan en lo que se llama composición cromática, que es darle color a todo lo que existe. Sabemos que todo es energía. La energía tiene color, sonido y vibración. Por lo tanto, todo tiene color; la velocidad de nuestros ojos nos impiden verlo, pero eso no significa que no exista. Cada color, por ejemplo de una flor, significa una experiencia, una vibración que ese ser debe vivir; cuando alteramos su tono estamos perturbando su crecimiento, obligando a nacer nuevamente a ese ser en la tierra, hasta que viva el color que le corresponde. Colaboran con el hombre trabajando sobre sus proyecciones mentales, controlan los elementos como fuego, aire y agua. Elaboran sus cuerpos, según su evolución, no pudiendo ser más hermosos que lo que les corresponde. Forman parejas, en las que se intercambian Poder. Son una expresión de esa frecuencia, por lo tanto para ellas el Poder es todo: alimento, recreación, amor. Dar y recibir Poder es la razón principal de su existir. Cuando forman una pareja que no les da el Poder que necesitan, sin rencores, ni peleas, siguen cada cual su camino. Después que pasaron ese período de 100 años entre nosotros en diversas actividades, retornan al plano astral donde se preparan par manejar un elemento en forma específica.

El reino de las hadas y duendes se divide en cuatro grupos.

·           Espíritus de la tierra: Duendes, Gnomos y Trolls

·           Espíritus del agua: Ninfas y Duendes del Agua.

·           Espíritus del fuego: Salamandras.

·           Espíritus del aire: Sílfides.

 

 

   
         
         
           
           
           
   
 
 
     
           
           
           
           
           
           
           
           
           
                 
       
Enviame tus cuentos a: